Vigilancia Online-Mercados Unidos-Sistemas de Seguridad Electronica-Neuquén

14 agosto, 2007

PC, Redes, Comunicaciones y TIC

Filed under: Informática y Empresa, Informática y Sociedad — Etiquetas: , — Vigilancia-Online @ 10:05 pm

La Información es Poder. ¿Cuántas veces escuchamos esta frase? Ahora bien, ¿comprendemos su verdadero significado? Este concepto no proviene de la era de las computadoras sino que es muchísimo más antiguo, muy probablemente desde que los primeros seres humanos comenzaron a conformar sociedades y a vivir en comunidad.

Aquel individuo que estuviera mejor informado tendría más posibilidades de sobrevivir. Era quien tenía respuesta a todos los interrogantes prácticos de acuerdo con las circunstancias: cómo hacer fuego, cuáles plantas eran medicinales y cuáles tóxicas, dónde había buena caza, como se afilaba una piedra, cómo se debía proteger de las inclemencias del tiempo, y así sucesivamente.

Hoy, hablamos de Conocimiento más que de Información. Y aquí, comienzan a tener protagonismo las máquinas concebidas para un fin: manipular información o, como las llamamos actualmente: las computadoras. Los datos, por sí mismos, carecen de significado: un nombre, una fecha, una cifra, un color. Pero en un contexto y circunstancias determinadas se transforman en información.

Por ejemplo los datos: ABC3456, 5, Juan Pérez, 6 de Julio de 2007, 6, 0, tienen poco sentido pero, al darles un “significado” los convertimos en información:

Juan Pérez compró el 6/7/07, 5 unidades del producto ABC3456 y los abonó en 6 cuotas y carece de mora en sus pagos (mora=0).

Esto es información. Ahora bien, la información nos resulta útil y por lo tanto, al aprovecharla ganamos Poder. Pero si la aunamos a la Experiencia, la Información se convierte en Conocimiento.

Resumiendo:

Datos + Oportunidad = Información

Información + Experiencia = Conocimiento

(Conocimiento, del latín cognoscĕre, Averiguar por el ejercicio del intelecto, la esencia, cualidad y relación de una cosa).

Esto implica que el Conocimiento va más allá de la Información. Conocimiento e Información no son sinónimos. Quien conoce, sabe cómo aprovechar la información que tiene ante sus ojos.

Cuando se inventó la primera computadora electrónica, la ENIAC en 1947, comenzó la llamada Era de la Computación. Se la llamó así porque computaba o podían realizarse cálculos a muy alta velocidad automáticamente que, hasta ese momento, debían realizarse manualmente. Y el hombre pensó que con ese poder de cálculo ya no tenía simples datos sino que tenía…..resultados. Y fue verdad.

Luego, las computadoras se fueron haciendo cada vez más populares hasta que en 1981 se lanza al mercado la primera PC (Personal Computer), la IBM 5150. Y con esto se introdujo….la Era de la Información propiamente dicha.

En cualquier escritorio, el hombre, pudo, por primera vez, tener un instrumento de cálculo de altísima velocidad a su entera disposición, capaz de procesar textos, hacer balances, resolver las más complejas ecuaciones ,e inclusive, dibujar planos, además miles de cosas más.

Pero estaba aislada, igual que una máquina de escribir o una clásica calculadora de escritorio. Entonces el ingenio humano, incansable, pensó en unir todas las PC que se encontraban en un ámbito dado: un aula, una oficina, un edificio, y el modo que conocía para unir cosas entre sí eran los cables, de la misma forma que conectaba los teléfonos. Conectó varias PC entre sí por cables y diseñó lo que sería el principio de las redes de PC, actualmente llamadas redes LAN (Redes Locales o Local Area Networks). Luego introdujo, en función de las necesidades, docenas de variantes de interconexión, hasta llegar a la Red de Redes: la red Internet.

Internet, como bien sabemos, es una red mundial que permite interconectar infinitas computadoras dispersas entre sí como si se encontraran unidas en una LAN o red local. Tim Berners-Lee fue su creador en 1991 basándose en una modalidad de comunicación de información creada 17 años antes, el TCP/IP.

Para acceder a la red Internet, debemos ganar acceso a un medio de comunicación de cualquier forma posible: mediante un MODEM a la red telefónica, por otro tipo de MODEM denominado “de banda ancha”, mediante una antena satelital, etc. Mientras que para confeccionar redes usamos ahora cables, redes inalámbricas, redes ópticas o enlaces infrarrojos.

Repasemos: el hombre creó la computadora, con la que pudo procesar datos y obtener información. Gracias a los medios de comunicación pudo intercambiar esta información entre todas las personas que deseara y, aunando sus experiencias, logró obtener Conocimiento.

Con esto llegamos a la clave de nuestra nota: las tecnologías aplicadas al manejo de la información y las tecnologías aplicadas a la instrumentación de las comunicaciones forman, hoy en día, una sola unidad: las llamadas “Tecnologías de la Informática y de las Comunicaciones” o, simplemente: TICs.

La Sociedad de la Información llegó a su fin. Desde el año 2000 ingresamos a la Sociedad del Conocimiento. Y esto quiere decir muchas cosas, pero quizá la más importante sea que el hombre ha debido sufrir cambios conceptuales muy profundos en un término no mayor a los 30 años. Anteriormente, su mayor virtud era el “enciclopedismo”: saber todo y sobre todas las cosas.

Hoy, en una sociedad desarrollada, cualquiera puede estar informado sobre cualquier cosa. La información fluye entre nuestras computadoras e Internet en forma constante: libros, música, películas, audio, imágenes, textos de todo tipo, cursos, interactividad total, comunicación al minuto con generalistas o especialistas de cualquier lugar del mundo, etc. casi sin restricciones.

Pero lo importante sigue vigente aunque no con pocas paradojas: sin contar con la experiencia adecuada, la información resulta poco útil, no se sabe cómo aprovecharla. Y a la inversa: a pesar de tener mucha experiencia pero al no contar con información actualizada, o con la información debida, las decisiones se toman fuera de contexto.

Hasta tal punto se está viviendo mundialmente la etapa de la sociedad del conocimiento que el progreso de cada país no se mide hoy en función de su riqueza en bienes de capital, en recursos naturales o en su dimensión geográfica sino que se mide en el impacto global que tienen sus recursos intelectuales: el grado de expansión de las corrientes de conocimiento, o numéricamente: la cantidad de emprendimientos TIC que tiene cada país.

La razón que motiva este índice no es difícil de comprender ya que, como comenté, el conocimiento es poder.

Retomando el concepto de TIC, denominamos así, a todo el conjunto de instrumentos y procesos usados para recuperar, almacenar, organizar, producir, presentar e intercambiar información por medios electrónicos y automáticos. Con esto englobamos al Hardware, los equipos de Telecomunicaciones, obviamente a las PCs, las cámaras digitales, los teléfonos, los modems, y todos los dispositivos multimedia. Podríamos decir que las TIC son todas aquellas tecnologías que nos permiten transmitir, procesar y difundir información de manera instantánea.

Las TICs ofrecen la infraestructura para que los Sistemas Informáticos o “el software” -concebido y diseñado por especialistas en Sistemas – transformen los datos en información y luego, resuelvan la integración entre “información” y “experiencia” brindando “conocimiento” o lo que generalmente se conoce como “sistemas de inteligencia de negocios”.

Las TIC son inductoras de la generación de conocimientos. A nivel País, podremos decir que vivimos en una Sociedad del Conocimiento a partir del momento en que hayamos desterrado la brecha digital que nos separa de los países desarrollados. ¿Cómo se logra esto? Con el acceso sin limitaciones a las tecnologías de la informática y de las comunicaciones.

¿Y a nivel empresarial? En este sentido vivimos la Economía del Conocimiento. Las TICs juegan un papel clave en el desarrollo empresarial y en el desarrollo económico de una región.

¿Por qué? ¿En qué cambió la forma de hacer negocios? ¿Y de gestionar una empresa?

Las empresas, chicas, medianas y grandes, progresan gracias a poner en práctica ventajas competitivas: ventajas por encima de sus competidoras, tomando en cuenta que deben hacerlo con menores gastos, con mayor eficiencia de su personal, y con un mejor aprovechamiento de sus inversiones. Sabemos que la eficiencia es la clave para mejorar el rendimiento manteniendo los márgenes de ganancia constantes. Sin embargo, si no se cuenta con el Conocimiento adecuado no puede alcanzarse la Eficiencia, ni resulta posible implementar Ventajas Competitivas por sobre rivales más grandes o mejor posicionados en tiempo y forma.

En síntesis, la supervivencia de cualquier empresa descansa en los mismos instrumentos que hoy le permiten su crecimiento: el Conocimiento de su estructura interna viabilizando una reingeniería, de sus competidores, de la economía en la que está inmersa, de las tendencias y preferencias de sus clientes, de los procesos de negocio, de los cambios económicos presentes y futuros, etc.

Y este conocimiento lo asegura la Informática empleando los recursos tangibles que le ofrecen las TICs.

Claro, que, como cualquier instrumento, todo depende de la calidad y experiencia del ejecutante.

No por tener una impresionante infraestructura tecnológica cualquier empresa logrará un éxito contínuo en determinado rubro o mercado. No es un pre-requisito bajo ninguna circunstancia.

Aunque sí resulta verdadero lo inverso: al contar con una buena y sólida infraestructura informática y de comunicaciones, un buen nivel de dirección, adecuados “intérpretes” de lo que se necesita, aunado a un incansable deseo de superación, las empresas avanzan con solidez, tal como lo venimos haciendo en Saturno Hogar SA desde hace un poco más de dos años.

¿Qué ofrecen, entonces, la informática y las tecnologías mencionadas? Simple, todo está a la vista: comunicaciones más sencillas, minimización de limitaciones de tiempo, espacio y recursos, multiplicación de procesos colaborativos y cooperativos, reducción de los tiempos operativos para la ejecución de medidas (mayor poder de reacción), introducción en nuevos mercados, introducción de nuevos modelos de ganancias, percepción de la realidad a mayor velocidad, producción de respuestas innovadoras, y, quizá lo más importante para toda empresa: la reducción, en gran medida, de la incertidumbre.

Lic. Juan Moratto – jmoratto@mercadosunidos.com
Consultor Asociado Senior MU

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: