Vigilancia Online-Mercados Unidos-Sistemas de Seguridad Electronica-Neuquén

24 marzo, 2013

Videovigilancia: Vea y sepa lo que NO debe contratar.

Las cámaras de seguridad se llaman así porque sirven para brindar seguridad. No son para filmar un cumpleaños ni tampoco para que las instale un electricista. Están hechas para “TENER A LOS FACTORES DE RIESGO BAJO UN GRADO DE CONTROL MEDIBLE; EN OTROS TÉRMINOS: TENER LOS RIESGOS BAJO CONTROL, ESO ES SEGURIDAD”  (Juan Moratto, Foro ASIS Internacional).

Muchos piensan que instalar una cámara de seguridad es:

  • Compro una cámara
  • Le pongo los cables
  • La enchufo a una grabadora
  • Veo lo que pasa (o veo la grabación)
  • Si pasa algo, llamo a la Policía

Bueno, la verdad es que esto no es así. Para eso me compro un loro y cuando vé algo, grita. Bueno, al menos tengo sentido del humor y sé de economía, ya que el loro es más barato.

En la región, las empresas de seguridad contratan a electricistas acostumbrados a tender cables y atornillar cosas a las paredes para que instalen las cámaras que compran en alguna buena casa de electricidad local.

La cámara barata, que vale al gremio $ 280.-, la terminan cobrando unos $ 700,-, el cable que ponen  es el más barato, la instalación un desastre y por unos $ 5.000.- tengo cuatro bonitas cámaras que tienen un gran efecto disuasivo.

Mi consejo: si piensa así, lo mejor que puede hacer es comprar un perro y una Bersa 9mm. Va a estar más seguro.

La seguridad es más compleja: tiene táctica, estrategia, sentido común y mucha técnica. Muchos cursos. Mucha lectura de casos reales y, más que nada, mucha experiencia sobre el delito.

La hago corta, relevamos una instalación hecha por electricistas contratados por una empresa de seguridad muy conocida en Neuquén. Ya hemos relevado otras instalaciones de empresas de seguridad con resultados similares.

Veamos paso a paso. Lo relevado.

Cámara de Seguridad:

DSC02758

Cámaras Genéricas, compradas en una casa de electricidad local (identificada).

Sus características: inapropiadas. Fijación: incompleta.

Relevamiento del Conexionado:

DSC02746

Inadecuado por ser mixto. La persona que hizo la instalación desconoce electrónica y seguramente fue un electricista o un idóneo inexperto. No detallamos los contenidos de las cajas estancas pero todos están en conflicto eléctrico. Consecuencias: baja durabilidad y se pierden las garantías de los equipos.

Una vista más elocuente:

DSC02754

Esto se denomina conexiones híbiridas, estimo que con solo ver este montaje puede darse cuenta de qué está ocurriendo:  ¿vé los colores de los cables? Unos negros, otros grises. Un enchufe de 220 Voltios. En síntesis, pensamos que quién hizo esta instalación es una persona que no cursó el colegio industrial (sin hacer un juicio de valor, ya que hay principios básicos, pasados por alto que cualquier estudiante lo detectaría).

La iluminación nocturna es inadecuada:

DSC02761

Aquí puede verse con claridad un error típico en los sistemas de videoseguridad: El sistema totalmente expuesto.

DSC02759

Realmente pocas veces hemos visto instalaciones tan mal hechas. Concretamente, nuestro diagnóstico fue taxativo: hay que rehacerla en forma completa y sustituir las cámaras ya que no ofrecen seguridad, provocan “sensación” de seguridad pero nada más: no tienen utilidad para el fin que deben cumplir, la instalación es irregular, pueden ser desactivadas y enmascaradas con facilidad y, muy importante, al no haberlas colocado un especialista en seguridad, enfocan lo que no deben enfocar (inclusive violando varias leyes como la Ley Nacional 2762, la Ley Provincial 206394, entre otras.

Repasando y para terminar: no detallamos el lugar físico, el cual carece realmente de una cobertura de seguridad, la casa de electricidad local (muy conocida de Neuquén) que proveyó de buena fe lo que no sirve y la empresa de seguridad que, para ganar más plata, engañó al usuario, que no tiene obligación de ser un experto en seguridad (por eso contrata el servicio, justamente!), para que pague  por lo que no vale.

En tecnología siempre hay que pagar el ida y vuelta cuando algo se hace mal. Pagar para instalar lo que no sirve, pagar para desinstalar eso que no sirve y volver a pagar para instalar lo adecuado. Es decir: pagar 3 veces en vez de 1.

Nota: por razones de ética profesional no se publica el informe completo, bastante extenso, el nombre del edificio relevado ni la empresa de seguridad que realizó la instalación. 

Juan Moratto

Vigilancia Online

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: