Vigilancia Online-Mercados Unidos-Sistemas de Seguridad Electronica-Neuquén

9 noviembre, 2014

Baterías para Sistemas de Seguridad

Sin baterías una central de alarmas o cualquier sistema de seguridad es completamente inútil. Su duración convencional se extiende a las 7 horas y generalmente los delincuentes toman la precaución de interrumpir el sistema eléctrico de un establecimiento antes de ingresar para robar o vandalizar

Las Baterías son dispositivos que suministran energía eléctrica con un voltaje y un amperaje durante un determinado período de tiempo. Como las baterías que se usan en los sistemas de seguridad (Sistemas electrónicos de Alarmas, Sistemas de Videovigilancia) son recargables, tienen la capacidad de recargarse una determinada cantidad de veces cuando su carga se agota.

bateria

La batería en una central de alarmas es un componente fundamental. Con el tiempo comienza a degradar o perder su capacidad de recarga en razón de las sucesivas descargas que se producen por cortes del suministro de energía eléctrica, disparos de alarma por detección de intrusiones o por la continua carga y descarga que realiza para alimentar todo el conjunto electrónico.

central de alarma

Una central de alarmas, una DVR o una NVR para videovigilancia son computadoras, y como tales requieren un suministro constante y estable de energía eléctrica. Esa constancia la puede proveer una batería de corriente contínua.

La batería entrega electricidad mediante un proceso electroquímico, el cual se inicia luego de haber recibido un impulso de corriente.

Existen diferentes tipos de baterías; sin embargo, la más común para los sistemas de seguridad son las denominadas “de electrolito absorbido”, o plomo-ácido y mal denominadas “de gel”.

Este tipo de baterías son muy seguras ya que están selladas, impidiendo la fuga de cualquier tipo de líquidos corrosivos y poder ser colocadas de manera horizontal o vertical sin riesgo de derrames.

¿Cuál es la autonomía de una batería de un sistema de alarmas? Aproximadamente 7 horas, dependiendo del tipo y cantidad de sensores, del estado de la misma, del consumo de la central y de si se produce un disparo de alarma o no. Si la batería es antigua, muchas veces, el sistema de alarma dura encendido solamente un par de horas y la sirena, puede llegar a sonar solamente algunos segundos.

Dado en que nuestra firma se dedica a colocar alarmas específicamente para empresas, organismos, industria, etc. las medidas de seguridad que se toman para ofrecer un medio de respaldo confiable son extremas; mucho más que en las alarmas residenciales. La clave más importante reside también en la calidad de la batería: su estructura externa, la composición del electrolito, la continuidad en el suministro eléctrico y la cantidad de ciclos de carga-descarga que es capaz de soportar.

¿Cuál es la vida útil de una batería? La vida útil de una batería no se mide en años sino en ciclos de descarga. Una batería económica rara vez llega a los 250 ciclos, menos de tres años, mientras que una batería de uso profesional cumple unos 400 ciclos con cuatro años de autonomía.

¿Qué afecta a la vida útil de una batería? Varias cosas: primero la temperatura, no debe superar los 25 grados centígrados constantes, más temperatura, menos ciclos. No debe descargarse en forma completa (para ello existen mecanismos especiales en las unidades profesionales) ya que su agotamiento “mata” su capacidad de recarga.

La carga y la descarga también la afectan. Los cálculos eléctricos juegan un papel fundamental: no es lo mismo una instalación con seis sensores que otra con 25. También depende el tipo de sensor: un sensor residencial es básico, uno profesional es sofisticado y presenta un consumo tres veces superior.

¿Puede “resucitarse” una batería de plomo-ácido? En términos generales técnicamente es posible, pero aquí juega un factor clave: si está destinada a un sistema de seguridad, todo el sistema se volverá inseguro ya que la revitalización de una batería limita su capacidad de carga y su autonomía de manera drástica.

 

Conclusión: Toda batería debe ser monitoreada con instrumentos de medición al menos una vez por año y ser recambiada luego de pasado entre 2 o 4 años de acuerdo con el uso y la calidad de la misma. A mayor calidad, mayor duración.

El recambio de una batería  debe hacerla un técnico especializado en el rubro, no es recomendable que la haga una persona no capacitada en sistemas de seguridad.

Las razones son muchas: el orden de conexionado, el monitoreo del sistema de carga y la tasa de descarga, el cuidado y manipuleo de las conexiones, la reparación de conexiones fallidas, la prueba final y habilitación del sistema, entre otros, son elementos que determinan que cambiar este elemento vital no sea lo mismo que cambiarle, por ejemplo, las pilas a una linterna.

 

images

18 marzo, 2014

Argentina quedó en los últimos puestos de un ranking mundial de Seguridad

logo_vigilanciaonline_campaña
La nueva edición del Índice de Imperio de la Ley que elabora la organización The World Justice Project dejó un sabor agridulce para la Argentina. Si bien en el ranking general quedó a mitad de la tabla compuesta por 99 países e incluso logró un buen sexto puesto entre los países de la región, en el apartado de “Orden y Seguridad” se ubicó entre los últimos de la tabla.
 
Allí, la Argentina obtuvo el 83º puesto a nivel mundial y décimo entre las 16 naciones de América Latina que fueron medidas. Tres variables eran las relevadas en la categoría “Orden y Seguridad” por la encuesta que se realizó entre mil personas de las Rosario, Córdoba y Buenos Aires, además de consultas con 2400 especialistas de todo el mundo. En “Conflictos civiles”, el país logró el máximo resultado posible, lo que indica la completa ausencia de ese tipo de problemas. Los malos resultados estuvieron en las categorías “Crímenes” y “Venganzas violentas”, donde Argentina consiguió un resultado de 0,53 y 0,29 respectivamente, en un índice en el que 1 es el resultado máximo y 0 el mínimo.
 
“La Argentina no tiene crímenes de tan alto impacto, como homicidios, sino que vemos mucho el asalto, los motochorros. Son alarmantes las altas tasas de robos en casas, entre las más altas de la región”, explicó Alejandro Ponce, uno de los autores del Índice de Imperio de la Ley, al diario La Nación.
 
La organización mide a nivel mundial ocho variables. Además de Orden y Seguridad, las categorías relevadas son: límites a los poderes del Gobierno, ausencia de corrupción, gobierno abierto, derechos fundamentales, aplicación de la ley, Justicia civil y Justicia penal.
 
Como resultado general de la sumatoria de todas, Argentina no quedó mal parada, con un 58º puesto sobre el total de 99 países. Mientras su peor resultado estuvo en Orden y Seguridad, el mejor lo consiguió en la categoría derechos fundamentales. Allí, logró el 31º puesto a nivel mundial y el tercero a nivel continental gracias a los buenos resultados en no discriminación, derecho a la vida, derecho al debido proceso, libertad de expresión, libertad de culto, derecho a la privacidad, libertad de asociación y derechos laborales.
 
Como es habitual en los rankings de calidad de vida, los países escandinavos volvieron a encabezar los rankings. Primera quedó Dinamarca, seguida de Noruega, Suecia y Finlandia. En América Latina, Uruguay y Chile fueron los países mejor posicionados (ubicados en los puestos 20 y 21 a nivel mundial, respectivamente). Argentina, con su 58º lugar, se ubicó por debajo de países como Malawi, Panamá o Nepal, pero por encima de Turquía, Filipinas y Colombia. Último en el continente y en el mundo quedó Venezuela.
Vigilancia Online.

17 enero, 2014

¿Cómo funciona la seguridad perimetral por cables sensores?

vigilancia_online_aliara

 

¿En qué consiste esta tecnología presente en lugares tan variados como predios industriales, penitenciarias, sitios de control, antenas de comunicaciones, bóvedas, condominios privados y Pymes?

Hoy todos los sistemas de seguridad –física, electrónica- deben actuar en forma integrada, para garantizar la máxima cobertura.

En el caso de la seguridad perimetral mediante cables sensores, el sistema reúne guardias, software y equipamiento de manera de cubrir todas las necesidades bajo una misma coordinación, y de una manera mas efectiva.

Además, está diseñado de modo que el personal de seguridad no tenga que ocuparse de las tareas rutinarias y pueda dedicarse a escenarios que sí requieren su intervención, como por ejemplo el disparo de una alarma.

Cómo funciona

El sistema de cable sensor microfónico se aplica a  alambrados o muros perimetrales, y se basa en las propiedades físicas de un cable que fue desarrollado especialmente para rsultar sensible a vibraciones, cortes, golpes, etc. Como resultado, convierte en una señal electrónica todo lo que detecta en el alambrado.

Luego, la señal se transmite a un nodo o procesador con circuitos integrados electrónicos que forman una red,  entre sí y con una PC, mediante un software que gestiona todo el sistema.

La computadora contiene un plano de la instalación que se efectuó en ese perímetro, en el que se destacan las diversas situaciones de alarma que se pueden presentar, mediante distintos colores y avisos audibles.

Ante diferentes tipos de intrusión, como intentos de cortar o escalar el alambrado, pérdida de comunicación con los procesadores o con la PC central, etc el sistema dispara una alarma en las zonas en que éste se produzca.

De esta manera, si se genera el aviso de una posible intrusión o situación anormal, los agentes de seguridad que trabajan en el puesto de control pueden saber inmediatamente a dónde dirigirse.

Las alarmas pueden desencadenarse por acciones de tipo electrónico (se enciende una luz, se mueve una cámara, llega un aviso inaudible a la central de alarmas), o formar parte de una rutina preestablecida (dirigir un grupo de gente hacia el lugar).

Por ese motivo el sistema brinda distintas señales, agregando además elementos de diagnóstico del propio sistema de detección.

Por otro lado, el cerco perimetral puede ser organizado en zonas, y regularse cada una con diferente sensibilidad para reaccionar ante diferentes intensidades de golpes, vibraciones, etc.

La ventaja de este sistema comparado con otros, es su bajo índice de alarmas no deseadas, lo que lo hace más confiable y seguro.

Por eso, ya fue instalado en perímetros tan variados como predios industriales (metalúrgicas, petroleras, etc.), penitenciarias, sitios de control, antenas de comunicaciones, bóvedas, condominios privados y residencias particulares.

Interacciones
El sistema es altamente flexible, y se puede integrar con otros tipos de alarmas ya existentes, como por ejemplo barreras infrarrojas, elementos pasivos, cámaras, microondas, etc.

El software de gestión también permite la conexión de cámaras, reflectores, sirenas, etc., que pueden ser controladas con el mismo software de control central.

Cómo se compone el sistema
Los cercos de seguridad perimetral realizados por medio de cables sensores constan de varios elementos, que trabajan en conjunto para lograr el resultado final:

  • Los cables sensores, adyacentes al alambrado perimetral.
  • Un cable de datos y alimentación eléctrica, que transmite a los nodos las señales recibidas.
  • Nodos de control distribuidos en el perímetro, que alimentan de información al software de control central.
  • Estaciones meteorológicas en cada nodo, para reducir alarmas no deseadas.
  • Un software de control central (que puede ser conectado en red).
  • Una computadora (ej. una PC) que centraliza la información.

El cable sensor fue desarrollado para que, gracias a su variación capacitiva amplificada, pueda captar vibraciones en el medio al cual se encuentra yuxtapuesto.

Luego transforma dichas vibraciones en impulsos eléctricos, que llegan a un nodo electrónico o procesador.

Este procesador es parte de una red compuesta por uno o varios nodos, y está controlada por una computadora.

El cable de datos y alimentación eléctrica es un medio de transmisión para las señales eléctricas que deben llegar a la PC central, y para llegar hasta los nodos con la alimentación eléctrica necesaria para su funcionamiento.

Los nodos se instalan dentro de gabinetes estancos y resistentes a la intemperie, y luego son fijados sobre postes de hierro galvanizado.

Normalmente se coloca un poste con un gabinete cada 320 metros, cubriendo dos zonas que se extienden 160 metros cada una y a cada lado del mismo, aunque  características geográficas específicas u otras circunstancias particulares, pueden hacer que esa distancia se modifique.

No existe ningún elemento que pueda producir descargas eléctricas o genere peligro de electrocución, ya que la alimentación requerida por los procesadores es como máximo de 13 Volts y 50 miliamperes.

El software
El sistema es gestionado por una PC en la que se instala un software de control central.

Esta gestión se traduce en una serie de avisos y alarmas, como por ejemplo, las correspondientes a las intrusiones, a una batería con bajo nivel de carga, avisar sobre una placa que no se comunica correctamente, verificar todos los componentes de la red en forma constante y periódica, anunciar pruebas que se estén realizando sobre los componentes.

Este software es de interfaz gráfica y de gran sencillez de uso, dado que está previsto que quienes deberán manejarlo pueden ser profanos en la materia. Una de las posibilidades que brinda es la de generar reportes de auditoría para el control y seguimiento por parte de los propietarios del sistema, los cuales pueden ser chequeados  desde otra terminal conectada a la red interna (previo ingreso de la clave de autorización correspondiente). De esta manera, el personal de seguridad cuenta con un elemento confiable y permanente de detección de riesgos, que luego queda además como un registro de lo sucedido.

logo_vigilanciaonline_campaña

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: